A continuación os detallamos la principales normas que debéis seguir a la hora de utilizar nuestros autobuses. Y es que, por encima de todo, lo más importante es vuestra seguridad.

Puertas y accesos Localícelas. Evite toda precipitación al subir o bajar del autobús.


Martillos de emergencia Los martillos rompecristales se encuentran cerca de las ventanas señalizadas como “salida de socorro”. Utilícelos sólo si es imposible salir por las puertas.


El conductor Es un profesional formado especialmente para este trabajo. En el vehículo es su “especialista en seguridad”. Siga sus instrucciones.


Equipajes Confíeselos al conductor, que los alojará en la bodega. Los objetos personales o el equipaje de mando deben situarse exclusivamente en los portaequipajes o redecillas previstas para ese fin. Asegúrese de que no puedan caer al suelo.


Apertura de seguridad de puertas El dispositivo de apertura se encuentra a la vista, cerca de las puertas. Debe utilizarse con el vehículo parado. Al accionarlo, las puertas se desbloquean y se abren inmediatamente.


Botiquín de primeros auxilios Existe en todos los autobuses. Normalmente se encuentra en la parte delantera del vehículo, identificado por un pictograma.


Cinturón de seguridad Si su asiento dispone de él, abrócheselo.


No fumar Recuerde que está prohibido fumar en todo el autobús ni en el W.C.


Extintores Están situados en la parte delantera del vehículo, normalmente cerca del asiento del conductor y en la parte central, debajo de los asientos.